Pintura para drapeados

Técnica del drapeado

Los drapeados o trapeados se consiguen con una pintura de poco poder cubriente que al se aplicada sobre una pared, deja transparencias y se entremezclan los colores de el fondo, la propia veladura y el resultante de la mezcla de estos.

En la antiguedad, las veladuras utilizadas eran de color al óleo, aplicadas sobre un paramento imprimado con una pintura al temple bien seca. hoy en día existen productos adecuados a nuestros tiempos.

La veladura de por sí no crea los efectos, estos dependerán de la habilidad del profesional y de la herramienta utilizada para crearlos.

Es un producto bastante utilizado, muy decorativo, pero difícil de realizar.